DIARIO DE UN PLAY-OFF VI

Viajamos muy preparados y sin renunciar a nada.

TOMA lo que el juego te da. Es la frase preferida de nuestro querido entrenador, Ángel González Jareño, durante el último mes. No es que no tenga razón, pero la repite hasta la saciedad.

Ayer tuvimos otro completo: vídeo, entreno y físico. ¿Os acordáis del móvil de quien nos acordamos cuando había vídeo? Pues sí, el teléfono de Jorgi volvió a sonar, y la sonrisilla de todo el equipo se vio reflejada en todas las caras.

Cuando llegamos a la pista, parecía que El francotirador había marcado a sus víctimas, ya que había cruces en varios puntos de la pista (las goteras). Además, a alguno nos ha dado de lleno, a ver si los aficionados descubren dónde se esconde (se admiten fotos) y nos desvelan quién nos pone las zancadillas.

Las aventuras del padre e hijo (Jorgi y Niko) empezaron a calentarse desde el principio, no paraban de amenazarse verbalmente, hasta que llegó el momento del enfriamiento: el hijo tiró dos botellas de agua en el vestuario al padre. En el equipo rezamos para que los daños colaterales de esta acción no nos salpiquen.

Hoy, jueves, me he levantado y no estaban ni las calles puestas, a las ocho de la mañana ha salido el bus hacia Madrid para comenzar nuestra odisea a La Palma. La isla será bonita, pero lejos está un rato.

Pasaremos la noche en Tenerife no sin antes entrenar en el campo del campeón de la Liga (el Canarias). Bonitos recuerdos que espero que nos motiven, ya que fuimos los únicos que les ganamos los dos partidos en la Liga.

Esta semana hemos tenido un trabajo de muchos detalles, concentración y dureza mental. Viajamos muy preparados y sin renunciar a nada. Estamos muy motivados como mínimo para volver a traer la eliminatoria a casa. Vamos a por todas y os puedo prometer que este equipo jamás se va a rendir.

Bueno, me despido hasta el domingo, porque entre la odisea del viaje y el partido voy a estar un poco incomunicado. De todas formas, sé que vais a estar siguiéndonos por los medios, y seguro que sentimos vuestro aliento para superar los partidos. ¡Aúpa rojos!

Pon tu comentario

Rellene los campos con la marca *

*
*
*