Diario de un Play-Off (VII): Con vuestra ayuda lo vamos a conseguir.

NO sé cómo empezar a hablaros, porque lo del domingo fue un golpe muy duro. Pero lo que caracteriza a este equipo son las grandes gestas, el domingo nos fuimos al bus cabizbajos, pero lo bueno que tiene este equipo es que es algo más. Somos una gran familia.

El autobús es muy grande, pero poco a poco fuimos yendo hacia atrás hasta acabar todos allí. Cuando llegamos a Pamplona solamente teníamos un pensamiento en mente: ganar el miércoles.

Me gustaría resaltar a las personas que estuvieron animándonos en El Plantío. Fueron 40 gladiadores el domingo y el doble el viernes. Fue tremendo notar cómo se les oía, más que a las tres mil almas burgalesas. Vamos a responder en Pamplona todavía más si cabe. Por nuestra parte, no dudéis de que vamos a dejarnos el alma para dedicaros la victoria que os merecéis y entre todos poder alargar la fiesta.

Os voy a contar un poco cómo fue el día de ayer. Después de los partidos nunca dormimos, así que la mañana fue tranquila. Algunos pasamos por la manos de El duende mágico (Eder, el fisio) para que nos empiece a poner a punto para el partido de mañana.

Ángel y Javi nos han dado el día libre para que desconectemos física y mentalmente, aunque algunos hemos sido unos suicidas y hemos visto el partido repetido para ver qué leches pasó. Y mi conclusión es: aún no lo sé.

Cada uno utilizó la tarde para desconectar a su manera. Yo me desahogé con mis cadetes. Creo que pagaron los platos rotos los pobres. Luego me fui con mi hermano y Óscar (Raya) al cine para pensar en otras cosas y retomar hoy con toda la fuerza del mundo el reto de ganar a Burgos. Es difícil, sí, pero no imposible.

Hemos demostrado que podemos ganar y, mañana, con vuestra ayuda lo vamos a conseguir.

Diario de Noticias

Pon tu comentario

Rellene los campos con la marca *

*
*
*